Oenobrands y Silverson presentan IN-LINE READY® revolucionario que pone fin a la rehidratación de las levaduras. , el concepto

Este revolucionario concepto es el resultado de la colaboración entre dos innovadoras empresas con unos conocimientos técnicos complementarios:

  • Oenobrands, figura importante en el mercado de la biotecnología aplicada a la enología, crea, inventa y propone a los profesionales del sector soluciones adaptadas a sus necesidades;
  • Silverson, líder mundial en la fabricación de mezcladores sólido-líquido de alto cizallamiento, es proveedor de los principales protagonistas de la industria alimentaria, farmacéutica y química.

La puesta en común de los conocimientos de estas dos empresas es lo que ha permitido el desarrollo de IN- LINE READY.

Las levaduras IN-LINE READY son producidas según un proceso único que permite la adición directa al mosto a través de una máquina. El mezclador ha sido sometido a unos desarrollos específicos para permitir la adición directa de las levaduras y su diseño se ha adaptado para su uso en bodega. Esta doble tecnología revolucionaria es objeto de una patente internacional y permite la inoculación directa de las levaduras.

Hoy en día todas las levaduras secas activas se tienen que rehidratar antes de ser introducidas en el tanque, con el fin de garantizar un buen desarrollo de la fermentación alcohólica. Esta indispensable fase de rehidratación es engorrosa. Requiere tiempo, tener agua caliente a disposición y exige personal cualificado.

IN-LINE READY: ¿cómo funciona?

Las levaduras enológicas IN-LINE READY se producen según un proceso patentado que permite su adición directa con la ayuda de la máquina.

La máquina utilizada para la inoculación directa se conecta al tanque de fermentación. Las fuerzas de cizallamiento aplicadas en la parte del rotor-estator han sido sometidas a un estudio exhaustivo con el fin de permitir dispersar las levaduras IN-LINE READY en unas condiciones fisiológicas que aseguren el éxito de su implantación, independientemente de la temperatura y concentración de azúcares en el mosto.

Las ventajas principales son:

  • Ahorro de tiempo y trabajo: un tanque de 1.000 hl se inocula en aproximadamente 2 minutos, lo que permite un ahorro de tiempo considerable en comparación con la rehidratación habitual que puede durar varias horas.
  • Fiabilidad y reproducibilidad de la inoculación de levaduras, que de esta forma evita errores del operario, temperaturas inadecuadas y choques térmicos.
  • Un uso accesible para todo el mundo, tan sencillo como conectar una bomba.

La doble tecnología IN-LINE READY estará disponible a partir de la vendimia 2013.

Las cepas principales de las gamas FERMICRU® y ANCHOR® se producirán en la forma IN-LINE READY y se comercializarán en paquetes de 10 kilos para ser utilizadas en dosis de 30 g/hl. Los perfiles de los vinos obtenidos para cada cepa serán los mismos que los obtenidos con la rehidratación clásica. ¡Todos los enólogos y bodegueros que han probado este nuevo concepto están deseando utilizarlo lo antes posible!